POLICIAS DE UTAH MATAN A UN HISPANO DISPARANDOLE POR LA ESPALDA Y TODO QUEDA GRABADO

POLICIAS DE UTAH MATAN A UN HISPANO DISPARANDOLE POR LA ESPALDA Y TODO QUEDA GRABADO

1
436
0
miércoles, 05 abril 2017
Farandula

Roy City PD Cops Shoot Fleeing Man Multiple Times in Back

Roy City PD Cops Shoot Fleeing Man Multiple Times in Back

Los dos agentes que abrieron fuego respondían a una llamada hecha desde la tienda, que advertía sobre el comportamiento “extraño” de Sánchez, quien “vagaba” por el lugar. Hasta ahora, la Policía de la ciudad y el fiscal del condado están investigando los hechos, que originalmente fueron grabados por la cámara corporal de uno de los victimarios.

En un primer momento, uno de los agentes le solicita a Sánchez que se aproxime a él, para que “hablen” y minutos después le sugiere: “¿Acaso quieres ser arrestado ahorita mismo?” Tras la respuesta negativa, por tratarse de una petición completamente injustificada, uno de los agentes comienza a aproximarse, como acorralando a su presa.

Sánchez pregunta consternado por qué querrían hablar con él, cuando en realidad no ha hecho absolutamente nada. “¿Qué he hecho?”, dice mientras comienza a alzar su sudadera, para demostrar que no posee ningún tipo de arma. Pero el agente, necio, insiste en que debe aproximarse para hablar y toma ese movimiento como un reto: “Mantén tus manos fuera de los bolsillos. Si tienes una pistola, ¡no la agarres!”, grita.

Momentos después, el agente se abalanza sobre el hombre, quien empieza a correr en un estado de pánico, mientras grita desesperado “¿qué estas haciendo?”. La persecución, sin embargo, dura apenas unos segundos, pues Sánchez fue alcanzado primero por una bala y después por una ráfaga absolutamente innecesaria de 16 balas. Un remate cruento y bestial.

Nicolás Sánchez sintió su muerte 16 veces. Su caso se suma al de miles de víctimas del poderío sin límites de las fuerzas policiales, actúan de formas muy similares a lo que hicieron durante este ataque. Eligen a su víctima de forma arbitraria, van tras ella, la intimidan hasta que caen en un momento de desesperación y toman eso como una acción “sospechosa” y violenta, el pretexto perfecto para abrir fuego o lastimar de una u otra manera.

De acuerdo al recuento de las muertes “The Departed” (los difuntos, los que partieron, los que ya no están), elaborado por el diario inglés The Guardian, las personas mueren por disparos, a consecuencia de pistolas taser de descargas eléctricas o arrolladas por vehículos policiales. Algunas de ellas fueron abatidas minutos después de haber sido detenidas.

 

 

 

MAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *