no-cover

Consejos para ser la pareja perfecta. Enterate en Desakatoradio

Like
189
0
Sábado, 13 Agosto 2016
Farandula

Es el amor un arte? En tal caso, requiere conocimiento y esfuerzo. ¿O es el amor una sensación placentera, cuya experiencia es una cuestión de azar, algo con lo que uno «tropieza» si tiene suerte?”… así comienza su libro “El arte de amar” Erich Fromm. El amor, para él, cabe dentro de la primera concepción que da; algo que requiere tanto maestría teórica como práctica, igual que otras disciplinas artísticas como la música, técnicas pictóricas o el cine.

Para Fromm, en el mundo actual, sin tiempo, banal, consumido por un capitalismo latente porque la máquina nos ha convertido en sombras borrosas, tal como asegura una gran canción mexicana, es el principal pretexto para dejar de creer en el amor. Ahora, “son pocos los que logran transformarse en seres capaces de amar, una excepción, un fenómeno extraordinario de una especie que se encuentra en peligro de extinción”. El amor es un fenómeno marginal en la sociedad occidental contemporánea.

el arte de amar
[Conoce más frases que nos enseñan que el amor no es cualquier cosa]

Y es que, en realidad, cada vez estamos menos dispuestos a arriesgar y entregarnos a alguien; no queremos perder nuestra libertad y las presiones laborales intensas nos han convertido en seres ocupados todo el tiempo, sin un respiro para redireccionar nuestra vida. Nos dejamos llevar por clichés, estereotipos e ideas que ni siquiera son nuestras y, sin querer, nos convertimos en seres infelices en lugar de disfrutar a una pareja a quien amar. Nos preocupamos más por cómo ser amados o cómo lograr que nos amen que en amar y entonces, ahí comienzan los problemas.

Fromm hizo su libro “El arte de amar” tal vez con la esperanza de menguar la problemática, para decirle al otro que aún no es demasiado tarde y que se puede encontrar el antídoto para amar de verdad. Sus consejos parecen obvios, pero en realidad son transparentes y completamente verdaderos.

pareja romantica el arte de amar
Aquellos que saben amar no necesitarán leer este texto pero para el resto, los seres que lo han dado todo y no han recibido lo mismo a cambio, para aquellos que sueñan con encontrar el amor ideal, quienes creen que es imposible sentir tanto apego por alguien, aquellos que tienen una profunda dependencia por su pareja, a los que los celos los invaden o los que piensan que el amor se trata sólo de sexo, sólo de apego o sólo de detalles, para ellos las lecciones de Fromm necesitan resonar en su cabeza.

Sé original

Vivimos en una falsa ilusión cuando nos creemos originales en un mundo completamente homogéneo. Buscamos la individualización y paradójicamente, necesitamos de los otros para sentirnos completos, para no caer en la soledad. buscamos un grupo y ni siquiera nos damos cuenta de nuestra “necesidad de conformismo”, como asegura Fromm. Sin embargo, la unión por la conformidad no es intensa y violenta, sino llena de calma, rutina e insuficiente para aliviar la angustia.

La conformidad se ha convertido en un beneficio: es permanente y no causa espasmos. Si quieres vivir así, está bien pero nunca conocerás la emoción de un amor verdadero y original, con la emoción de la actividad creadora, típica del artista.

abrazo el arte de amar

Busca a alguien que dé todo y haz lo mismo

El amor es una actividad y como tal, es continuidad y no arranque. El amar es dar y no recibir. Parece simple, pero se convierte en un patrón difícil, lleno de ambigüedades y complejidades. Muchos creen que dar supone renunciar a algo para sacrificarse, pero en realidad, el concepto va mucho más allá de esas superficialidades. Creemos en las concepciones mercantiles en las que dar sin recibir es una estafa, creen que significa empobrecimiento y se niegan a hacerlo, como si se tratara de un sacrificio.

Pero el dar, en términos productivos, según Fromm, es la “más alta expresión de potencia”, el dar nos puede dar fuerza, riqueza y poder. Esa experiencia de vitalidad y potencia es capaz de llenarnos de dicha. Dar produce más felicidad que recibir, no por el hecho de privarnos, sino porque es una expresión de fortaleza.

En el acto sexual, en los detalles y más profundamente, en el acto humano. Una persona da de sí misma lo más precioso que tiene: su vida. Da lo que está vivo en él; su alegría, su interés, comprensión, conocimiento, humor y tristeza para que, de este modo, enriquezca a la otra persona y exalte el sentimiento de vida. El hecho de dar, además, implica ciertos elementos básicos, comunes a todas las formas del amor: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento.

conocerse el arte de amar

El deseo de conocer al otro

Nos conocemos pero no nos conocemos, diría Fromm. Creemos conocer a los demás pero no lo hacemos, al menos no totalmente. Mientras los entendemos con mayor profundidad, y también hacia nuestra profundidad, más elusiva es la meta del conocimiento pleno. Queremos penetrar en lo más profundo del alma ajena, en el núcleo más profundo. El amor es la penetración activa en la otra persona, un acto de fusión, de conocerse y de conocer al otro. “Conocer y, no obstante [pensar] que no conocemos es el más alto [logro]; no conocer [y sin embargo pensar] que conocemos es una enfermedad”.

atardecer el arte de ama

 

Distingue el tipo de amor que estás dispuesto a dar y recibir

Mientras que el amor infantil se refiere al amor que sentimos por nosotros como un amor que se basa en el aprecio que los demás tengan de nuestra persona, el amor maduro se refiere a un “me aman porque amo”. Mientras el amor inmaduro ama porque necesita a su pareja, en el amor maduro necesitan al otro porque lo aman. El amor maduro busca preservar la propia integridad e individualidad mientras supera el sentimiento de aislamiento y separación. Así, se da la paradoja de dos seres que se convierten en uno y, no obstante, siguen siendo dos.

besito el arte de amar

Acepta los desafíos y conflictos de pareja

Se suele pensar que el amor es la ausencia de conflicto, pero en realidad, el amor debe significar un desafío constante en vez de un lugar de reposo. Las parejas deben moverse, crecer, trabajar juntos para que haya armonía o conflicto, alegría o tristeza… los amantes no huyen de sí mismos, sino que experimentan la esencia de su existencia.

bailando amor el arte de amar

Hoy más que nunca, el tema del amor y el conflicto que éste tiene en un ser relevante en una sociedad que pretende ser libre, sin compromisos y con la idea de no atarse nunca, está en crisis.

post relativos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *