Cómo masturbar y hacer feliz a una mujer en la cama. Enterate en Desakatoradio.com

Cómo masturbar y hacer feliz a una mujer en la cama. Enterate en Desakatoradio.com

Like
576
0
Domingo, 21 Agosto 2016
Farandula

El sexo es sucio, carnal y digno del tacto en todo momento. A pesar de que vivimos en una sociedad secularizada, el sexo sigue siendo un tema del cual se habla muy poco abiertamente.

En la mayoría de las ocasiones, una película alcanza la clasificación para adultos exclusivamente cuando incluye desnudos, mientras que en la televisión abierta simplemente se eliminan este tipo de escenas. Este tabú hacia la sexualidad se remonta a tiempos bíblicos:

“Pero Onán, sabiendo que la prole no sería suya, cuando entraba a la mujer de su hermano se derramaba en tierra para no dar prole a su hermano. Era malo a los ojos de Yahvé lo que hacía Onán, y le mató también a él”.

La historia de Onán sigue siendo utilizada para condenar la masturbación y cualquier relación sexual que no tenga como objetivo la procreación. En los últimos años estos “pecados” han sido vistos como elementos centrales en el salto de la naturaleza a la cultura que separó al hombre de los demás animales.

stephanie sarley amor
Algunos antropólogos aseguran que de todos los mamíferos, el ser humano es el único que puede tener relaciones sexuales en todas las estaciones ya que las mujeres no tienen ninguna época de celo. Como parte de un proceso evolutivo, nuestra sexualidad se desvinculó de la procreación. Así, la aparición de la cultura ya no sería un misterio, sino que se arraigaría en la fisiología.

Esta teoría es rebatida por muchos investigadores contemporáneos, pero lo que es un hecho es que la sexualidad femenina es fundamental para la sociedad. A pesar de esta importancia todavía se le sigue considerando tabú, según las visiones tradicionalistas el hombre es el único que se masturba porque las mujeres no tienen el mismo apetito sexual. Por si fuera poco, a nosotros nunca se nos enseña como es que se debe de tocar a una mujer. Consciente de esta problemática, una artista estadounidense está impactando al mundo con un arte que pretende familiarizar el placer femenino y la autoexploración.

stephanie starley pene
Stephanie Sarley es una artista estadounidense de 26 años que publicó el libro “Dick Dog and Friends Coloring Book”. Actualmente se especializa en la ilustración y en la pintura pero tiene un pasado en los retratos, la escultura y la animación.

stephanie sarley mujer
Muchos de sus dibujos están inspirados en vaginas y las muestran fumando, tomando martinis y mandando besos.



“Es importante para mí demostrar que las vaginas no son algo de lo que se tiene que avergonzarse, proteger, ocultar o controlar.”

stephanie sarley fantasma
Su trabajo es separado por su autora en tres grandes categorías:

stephanie sarley mujer cuero
Los “crotch monsters”, que son vulvas antropomorfizadas en diversas posturas y  acciones.

sephanie sarley vagina azul
stephanie sarley martini
stephanie sarley lengua
stephanie sarley sangre
Las “orcunts”o flores parte orquídeas y parte vaginas.

stephanie sarley flor
stephanie sarley fondo rojo
stephanie sarley flor roja
stephanie sarley flor fondo azul
Y finalmente están los videos, en los cuales su dedo protagoniza la escena al penetar sensualmente la pulpa de la fruta.

Según su autora:

“El vídeo es básicamente intenta personificar y empoderar a las vaginas a través del humor y el absurdo, y la aceptación de la sexualidad femenina en general”

Su arte confronta la aversión que existe hacia la sexualidad femenina. Al parecer la sociedad contemporánea no está lista para el cambio ya que después de que publicara un sugestivo video, protagonizado por una  naranja, su cuenta fue deshabilitada por Instagram (por fortuna actualmente ya ha sido restablecida y puedes verla.




Puede ser que para algunos su arte parezca burdo, pero sus ilustraciones e imágenes son ideales para aprender cómo tocar a una mujer y erradicar de una vez por todas el tabú que significa la masturbación. En un mundo donde la violencia es mucho más aceptada que la sexualidad, Stephanie Starley nos invita a acercarnos a esa actividad que nos hace humanos.

post relativos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *